Prólogo

Este es un sitio web sobre mis intereses y resultados académicos, que son los propios de un investigador de la literatura española de los siglos XVIII y XIX con más de veinte años de experiencia en la materia. Quien esté interesado en tales menesteres puede libremente acceder a cualquier página de las que forman el sitio, pinchando en los correspondientes epígrafes del menú superior, y hallará en ellas una información exhaustiva sobre mis líneas de investigación, currículo y publicaciones. También encontrará enlaces o descargas a texto completo de muchas de esas publicaciones, algunas de las cuales son ya antiguas y difíciles de encontrar en su original y decadente formato de papel impreso y cosido. Si deseas ahorrarte el paseo hasta la biblioteca especializada en que puedas localizarlas, tendrás en este sitio su contenido integral con un solo movimiento de dedo. Solo te pido que las leas con cariño y las uses con cuidado: ¡costó mucho escribirlas!

Por lo demás, no hay en estas páginas virtuales ningún contenido personal, ni comentarios, ni emoticonos, ni redes sociales. Con perdón, esto no es un blog. Solo hay un cacho de foto y está borrosa. Pero si te hace falta saber algo de mí que no esté en los libros, puedes encontrarme con bastante probabilidad en el despacho A1.8 de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cádiz, si no ando en alguna biblioteca, o de congresos; también puedes probar a deshoras laborales en la taberna Veedor, y en unas malas me escribes un correo a fernando.duran@uca.es y te contesto a la velocidad del rayo. Nací en 1969, me licencié en Filología Hispánica en 1992 y me doctoré en lo mismo en 2001. Me temo que hice todo eso en Cádiz, donde ahora soy Profesor Titular de Literatura Española y, antes de serlo, he dado clases como becario de investigación y como profesor asociado.

Hice la tesis con Alberto González Troyano, buen amigo y gran maestro, que además me introdujo en el consumo de manzanilla. Comparto desde entonces tareas académicas, charlas, mesa y mantel con él, con Alberto Romero Ferrer, Marieta Cantos Casenave, Beatriz Sánchez Hita y los demás miembros del Grupo de Estudios del Siglo XVIII, en torno al cual se ha desarrollado individual y colectivamente la carrera investigadora que queda reflejada en estas páginas. Publicamos una revista, Cuadernos de Ilustración y Romanticismo, hemos organizado muchos cursos y congresos, tenemos unos cuantos proyectos (de los competitivos y de los vitales) y los suficientes sexenios, pero en este sitio no queda sitio para la prosa administrativa ni para cultivar las flores secas de la burocracia, solo para la ciencia, que es lo que se supone que importa en la universidad. ¿O no?